UGT denuncia que Bankia está realizando un ERE encubierto

Muchos trabajadores de La Caja de Canarias en el Archipiélago se ven forzados a solicitar la baja indemnizada ante un posible traslado a la Península.

Al menos 60 trabajadores de la entidad financiera La Caja de Canarias, perteneciente a Bankia, han sufrido el traslado ‘involuntario’ por parte de la empresa a diferentes sucursales de la Península donde, además, tendrían que “ocupar puestos de segundo nivel en sus servicios centrales”.

Muchos de los afectados por este traslado ‘involuntario’ que supone cambiar de domicilio por otro que se encuentra a más de 1.300 kilómetros de las islas -en ciudades como Sevilla, Madrid o Valencia-, están barajando la posibilidad de solicitar la baja indemnizada ante la imposibilidad de someterse a este traslado del que ni siquiera conocen cuáles han sido los criterios planteados por la empresa a la hora de reestructurar a su plantilla.

Por su parte, UGT ya ha manifestado su disconformidad frente a estas medidas y asegura que se trata de un “despido encubierto como ERE legalizado, porque una parte de ellos no tendrá una alternativa real que optar por la baja indemnizada”.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.