UGT advierte de la necesidad de medidas económicas ante la situación de emergencia social

El sindicato reclama 300 millones de euros para la implantación de la renta básica.

Con todo, UGT asegura que, a tenor de los datos económicos del Archipiélago, se necesitarían hasta 545 millones de euros para hacer frente a esta situación.

Por este motivo, el sindicato quiere obtener del Gobierno de Canarias el compromiso de que en sus próximos presupuestos se incluirá una partida de al menos 300 millones de euros destinados a la implantación de la renta básica en las Islas. UGT considera que el Ejecutivo regional está en condiciones de asumir este gasto e insiste en que los 25 millones de euros destinados el año pasado al Plan Canario de Inserción fueron “una cuantía ridícula”.

Casi 140.000 personas en el Archipiélago son parados de larga duración que no reciben ningún tipo de prestación.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.