Turismo espacial: un viaje fuera de la Tierra

turismo espacial

SpaceShipTwo / Virgin Galactic

¿Has planeado ya tus próximas vacaciones? ¿Te gustaría viajar a un sitio con poca gente, vistas sorprendentes y exclusividad? Por unos cuantos cientos de miles de dólares podrás hacerlo, pero ponte a la cola

Las listas de espera para los viajes de turismo espacial son más largas que las de las vacaciones del Imserso. A pesar de que un pasaje cuesta alrededor de 220.000 euros, ya hay mucha gente interesada en esta experiencia fuera de la Tierra que sin ningún problema ha abonado el importe de la reserva. Todo sea por asegurarse un puesto en la nave.

¿Cómo es el transporte para el turismo espacial?

En la actualidad hay varios proyectos en funcionamiento que llevan años desarrollándose y que podrían empezar a funcionar a partir de 2017. Al menos eso es lo que pretende Virgin, que ha diseñado una flota de aviones con capacidad para entre cuatro y seis pasajeros cada una.

El último modelo de Virgin Galactics (la filial del empresario británico Sir Richard Branson especializada en viajes al espacio) recibe el nombre de VSS Unity y vendría a sustituir al VSS Entrerprise, el prototipo que sufrió un accidente en 2014 en el que falleció el piloto. Los dos vehículos son popularmente conocidos como StarShipTwo y se lanzan junto a otro vehículo (realmente otro avión, el WhiteKnightTwo) encargado de transportalo hasta una altura de 14 kilómetros, momento en el que las dos naves se separa para que la StarshipTwo continúe su ruta hasta distanciarse unos 100 kilómetros de la Tierra.

Otras opciones para viajar al espacio

Virgin Galactis no es la única iniciativa de vuelos orbitales con carácter turístico, aunque sí es una de las pioneras. Pero también Amazon presentó hace unos años su programa de turismo espacial con la creación del proyecto Blue Origin. Se trata de una cápsula vertical que tras ser lanzada por un propulsor y ponerse en órbita con la Tierra experimenta unos minutos sin gravedad y desciende lentamente mediante un sistema de paracaídas.

También ofrecen vuelos compañías como Space Adventures y XCOR Aerospace, aunque los precios en estos casos sí que son estratosféricos (millones de dólares). Aunque en sus catálogos de actividades espaciales hay una parte de la oferta más asequible dirigida a aquellos que únicamente sienten curiosidad por experimentar sensaciones como la ausencia de gravedad, algo en lo que se ha especializado Wold View, cuya intención es la de lanzar a los pasajeros a unos 30 kilómetros de la tierra para que vivan esta experiencia.

Con todo, los más ambiciosos preferirán la opción de pasar unas vacaciones en la Estación Espacial o realizar un viaje orbital. Ya hay precios y ya hay listas de espera. Lo que no hay son fechas concretas acerca de cuándo se empezarán a realizar estos viajes.

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.