Triunfo amargo del CD Tenerife

Los blanquiazules se imponen al Albacete a domicilio por 1-2.

Los dos equipos se enfrentaban a sabiendas de su descenso consumado. El encuentro tuvo una baja intensidad de juego en el que Nino fue el único que brilló. Ambos equipos querían tener el balón pero no sabían cómo hacerlo, mientras, los errores se encadenaban tanto en el bando albaceteño como en el blanquiazul.

Los goles vinieron en el minuto 30 con un penalty que ejecutó Nino, luego Tato conseguía el empate en el 41 para los locales y ya en la segunda parte Julio Alvarez conseguía la victoria con un gol en el minuto 76.

Mal espectáculo con el que los jugadores del Tenerife se mostraron contentos por la segunda victoria consecutiva que le vale poco al club.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.