Tres nuevos enfermos de cáncer en la comisaría Pérez de Ayala

La Confederación Española de Policía denuncia la alta incidencia de afectados entre sus funcionarios.

En la azotea de esta comisaría de la capital tinerfeña hay una antena de telecomunicaciones y no muy lejos de las instalaciones, otra de similares características y mayor potencia. El año pasado, la Confederación Española de Policía –CEP- invitó a miembros de la Plataforma de Afectados por las Antenas Móviles de Canarias –Planmocan- a realizar mediciones en comisaría de la calle Pérez de Ayala, que arrojaron datos al parecer diez veces superiores a los niveles recomendados, aunque la Plataforma nunca ha confirmado el rigor científico de dichas mediciones. De hecho, las mediciones realizadas por la Comisaría y la Dirección General de la Policía revelan datos totalmente opuestos: radiaciones siete veces por debajo de los límites permitidos.

En cualquier caso, en la denuncia presentada por el CEP se resalta que desde marzo de 2013 se han registrado “procesos patológicos cancerígenos similares y de gravedad significativa” en seis agentes de la Policía, tres de ellos ya fallecidos como consecuencia de la enfermedad y la consecuente incertidumbre que ello ha generado en el resto de la plantilla. Por otro lado, el sindicato señala en uno de los párrafos de la denuncia que despierta mayor inquietud aún el hecho de que “recientemente, dos mandos policiales han trasladado o estén trasladando sus respectivos despachos desde la zona donde han trabajado los afectados hacia otra ubicación, y que la habitación donde han trabajado la mayoría de los afectados se encuentra cerrada permanentemente”.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.