El mercado del agua en Tenerife es privado

agua en Tenerife

Galería de agua en La Orotava

El Cabildo asegura que resulta de una ‘enorme dificultad’ realizar el tratamiento del agua para el abastecimiento

El Consejo Insular de Aguas de Tenerife (CIATF) ha celebrado la Junta de Gobierno con carácter extraordinario para dar cuenta de un informe de Salud Pública en el que insta al CIATF a tomar medidas para mejorar la información sanitaria de las aguas desde su captación hasta el punto de consumo.

Según Salud Pública, el actual Sistema de Información Nacional de Agua de Consumo (SINAC) sólo dispone de información desde el depósito hasta el punto de consumo.

Vertido de antibióticos

Este informe de Salud Pública viene motivado por el episodio de contaminación que tuvo lugar el 20 de septiembre pasado con el vertido de aguas residuales de la piscifactoría de Aguamansa (titularidad del Cabildo) al canal Aguamansa-Santa Cruz. En dicho informe se comunica que, dada la complejidad del sistema de aguas de la Isla, hay que adoptar medidas para mejorar la información sanitaria de las aguas en todo su recorrido.

El agua en Tenerife está en manos privadas

El consejero puso de manifiesto la complejidad del sistema del agua en la Isla. Señaló que el Plan Hidrológico de Tenerife (PHT) establece como sistemas de transporte 39 canales y conducciones de unos 700 kilómetros, que constituye la red básica de transporte; de los cuales sólo 3 son de titularidad pública; lo cual no determina el uso de las aguas, debido a que el mercado del agua en Tenerife es privado.

Asimismo, la Isla cuenta con 432 galerías y 168  pozos como sistemas de captación de agua subterránea, que son gestionadas por comunidades de aguas, dentro de las cuales cada partícipe decide el uso que quiera dar a su agua.

Por lo tanto, resulta de una “enorme dificultad” realizar una trazabilidad del agua para el abastecimiento urbano desde la captación, transporte, almacenaje y punto de consumo, tal y como establece la normativa sanitaria, explican desde el Cabildo de Tenerife.

La alternativa de la desalación

El sistema de desalación del agua en Tenerife facilitaría el control sanitario, donde hay un punto de captación (el mar) y un punto de tratamiento de las aguas para convertirlas en aptas para consumo humano (EDAM) y una tubería de transporte hasta el depósito municipal, “pero no se puede utilizar a día de hoy para toda la Isla”.

En la actualidad, el 36% del consumo de agua para abastecimiento urbano procede de la desalación de agua de mar o desalinización de agua de subterránea.

 

 

El Ilustrador

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.