Trabajadora cesada por quedarse embarazada

El sindicato UGT logra el reingreso inmediato de una empleada que había sido dada de baja de la Seguridad Social tras conocerse su embarazo

La empresa Inversiones Banaty actuó a espaldas de la trabajadora cesada por quedarse embarazada. La empleada comunicó su estado el día 9 de mayo y el día 18, sin previo aviso, la empresa contratante tramitaba su baja en la Seguridad Social.

El juicio, celebrado el pasado 3 de octubre, ha concluido con una sentencia favorable para la trabajadora cesada por quedarse embarazada: la empresa está obligada a su inmediata readmisión en el puesto que ocupaba y a abonar todos los salarios no satisfechos hasta el momento, al considerarse un despido nulo.

UGT celebra la sentencia que defiende los derechos de la trabajadora cesada por quedarse embarazada

“Resulta incomprensible que, en una sociedad moderna, la mujer tema perder su empleo por decidir tener un hijo. Esta sentencia establece claramente donde están los límites para las patronales”, señala el sindicato en una nota de prensa.

UGT aprovecha la ocasión para condenar los casos de discriminación de género que aún se siguen produciendo en el entorno laboral. En este sentido, y aparte del despido que ha sido declarado nulo, UGT detectó que esta trabajadora estaba percibiendo un salario por debajo del que le correspondía legalmente y que trabajaba en jornada completa, a pesar de que en su contrato únicamente constaba una jornada laboral de 26 horas semanales.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.