‘Terraferma’

TerrafermaUna historia de supervivencia.

Los habitantes de esta pequeña isla italiana no están acostumbrados a recibir más visita que la de las hordas de turistas que arriban a su puerto durante la temporada de verano. Pero las cosas han cambiado mucho y lo que en origen fuera una villa marinera y después un destino turístico se ha convertido en la última esperanza de muchos inmigrantes ilegales.

En Terraferma, Emanuele CrialeseRespiro– narra una doble historia de supervivencia. Por un lado, la de una familia tradicional, dedicada a la pesca, y con escasos recursos para seguir manteniéndose únicamente con este negocio. Es la familia de Filippo –Filippo Pucillo, Respiro– un veinteañero cuyo mundo se reduce a las escasas dimensiones de la isla en la que habita, pero con un espíritu tan inabarcable como el mar que la rodea.

Filippo habrá de descubrir que hay un mundo más allá de su barco, un mundo complicado en el que otros tratan de sobrevivir en condiciones mucho peores.

Por otro lado, la historia de un grupo de inmigrantes ilegales que tras un viaje de más de dos años desde Etiopía hasta Libia –país en el que pasan largos meses en prisión-, acaban siendo rescatados cuando están a punto de alcanzar la costa de esta paradisíaca isla italiana.

Debatiéndose entre el espíritu protector -que delimita los terrenos de lo propio y lo ajeno- y el deseo de obrar con humanidad, los personajes se enfrentan al dilema de si es posible anteponer el bienestar de otros que sufren más a la propia supervivencia, a pesar de que esta, en comparación con la de los que han perdido todo, no parece entrañar mayor riesgo.

Terraferma es -por contraposición al propio título de la película- la isla a la deriva en la que recalan los espíritus de aquellos que han perdido todo excepto su humanidad y de esos otros para los que ya no queda ni la esperanza de ser rescatados.

 

 

Celina Ranz Santana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.