Rechazo a la tercera pista del aeropuerto de Gran Canaria

Tercera pista del aeropuerto de Gran Canaria

Aeropuerto de Gran Canaria

Las actuales infraestructuras del aeropuerto sólo funcionan al 66 % de su capacidad

Sí se puede ha sido contundente en su rechazo a la tercera pista del aeropuerto de Gran Canaria, especialmente después de que el propio director de las instalaciones confirmara que las actuales infraestructuras son capaces de asumir el aumento de actividad ya que sólo se encuentran al 66 % de su capacidad.

La organización política insiste en el ‘engaño’ a la ciudadanía por parte de quienes defienden esta ampliación del aeropuerto como una intervención necesaria, y subraya los graves perjuicios económicos y ambientales que ello supone.

“Quienes han venido apoyando políticamente la tercera pista han estado engañando a la población, perjudicándola económicamente. Hay miles de vecinos de Ojos de Garza que llevan una década en la incertidumbre sin saber qué va a pasar con sus casas y sus terrenos y sin poder venderlos porque ahora mismo apenas tienen valor”, señalaba el portavoz de Sí se puede, Manuel Amador. Además, “la planificación de la tercera pista supone un freno al desarrollo de energías renovables, ya que las servidumbres aeronáuticas limitan la instalación de nuevos parques eólicos”.

La construcción de la tercera pista del aeropuerto de Gran Canaria también traería consecuencias para la salud

Manuel Amador no se ha limitado en sus declaraciones al impacto económico y mediombiental que representa la construcción de la tercera pista del aeropuerto de Gran Canaria. También ha insistido en las repercusiones que una obra de estas características tendría para la salud de los isleños.

Más de 45.000 personas sufrirían las consecuencias muy graves de la contaminación acústica. El propio Plan Director del Aeropuerto de Gran Canaria, en lo que al ruido se refiere, indica que en la zona (Las Puntillas, Las Majoreras, El Carrizal, Malfú, Urbanización Ojos de Garza, Salinetas, Melenara, Taliarte, Playa del Hombre, El Goro,…) con la tercera pista se superarían unos niveles superiores los 65 decibelios diurnos y 55 nocturnos, que producen afecciones significativas.

Por todo ello la organización reclama la renuncia a un proyecto innecesario e insostenible social, económica y medioambientalmente y a poner fin a la incertidumbre de miles de familias.

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.