El Tenerife no es de Primera División

Partido por el ascenso a Primera División

Partido por el ascenso a Primera División

A pesar de salir al terreno de juego con la ventaja de la ida, los blanquiazules se vieron desbordados por el conjunto madrileño

El CD Tenerife regresa a casa con el amargo sabor de la derrota en un encuentro en el que se jugaba el ascenso a Primera División. A pesar de dejarse la piel en el campo hasta el último minuto de juego le fue imposible remontar el 3-1 que se había instalado rápidamente en el marcador tirando por tierra los sueños de los jugadores y de la afición después de una temporada de altibajos que podría haber finalizado con mayor fortuna para los isleños.

La lucha por la Primera División deja un encuentro trepidante

El Getafe inauguraba el marcador al poco tiempo de empezar el partido con un disparo de Faurlín. Era una muestra de que los locales no estaban dispuestos a dejarse amedrentar en su propia casa por el gol de ventaja con el que recibían al Tenerife. Así lo ratificaron minutos después del estreno del marcador cuando llegaba el 2-0 con una asistencia de Chuli a Pacheco que conseguía quebrar a la defensa blanquiazul. Poco después el ‘Choco’ Lozano, a pase de Shibasaki, devolvía la esperanza a los insulares con un remate a puerta que recalibraba el marcador colocándolo en un ventajoso 2-1 para el Tenerife.

Pero las cosas no iban a quedar así y pesar de los intentos de los blanquiazules por asegurar mejor su victoria con un segundo gol que hubiera sido decisivo, el Getafe sacó toda su artillería antes ya de una segunda mitad de un encuentro muy disputado. El 3-1 definitivo llegaba en el  minuto 37 del partido, con Dani Pacheco una vez más como protagonista. El ex del Betis sentenciaba así un partido que suponía el ascenso del Getafe a Primera División.

Aunque el CD Tenerife asedió la portería de los locales en los últimos minutos, generando claras ocasiones de gol, el resultado se mantuvo y supuso la despedida de un sueño para el equipo tinerfeño que por quinta vez en su historia se queda a las puertas del ansiado ascenso.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.