Teidagua incumple la jornada laboral de los trabajadores

CC.OO. denuncia la falta de convenio e irregularidades en las jornadas de los retenes

La Federación de Servicios a la Ciudadanía de Comisiones Obreras Canarias (FSC-CCOO) ha presentado denuncia contra la empresa Teidagua ante el Tribunal Laboral Canario (TLC) por los “reiterados y graves” incumplimientos de la jornada laboral de los trabajadores.

FSC-CCOO recuerda que hace más de tres años que fue denunciado el convenio colectivo en la empresa Teidagua y, a pesar del tiempo transcurrido, los trabajadores siguen sin nuevo convenio.

La causa reside en que no se ha producido “una negociación efectiva” al tiempo que se producido un conflicto por la negativa de la empresa a resolver los excesos de jornada diaria y los descansos semanales del personal de retenes.

Teidagua está obligada a garantizar la regularidad del suministro

Teidagua, empresa con el 51% de participación pública, por medio de los ayuntamientos de La Laguna y Tacoronte, y el otro 49% en manos Canaragua, se dedica a la captación, depuración y distribución de agua, servicio público del que no puede privarse a la sociedad.

Por ello la empresa está obligada a garantizar la regularidad del suministro de agua, adoptando las medidas necesarias de cobertura de asistencia y reparación de averías en la red, en atención de 24 horas todos los días del año. Por este motivo, la empresa ha optado por un sistema de retén.

Ante la falta de negociación por parte de la empresa, los trabajadores acordaron por amplia mayoría presentar denuncia ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social por la falta de acuerdo así como en demanda de una evaluación de riesgos psicosociales en los puestos de trabajo.

Incumplimientos

Tras incumplir la empresa los requerimientos de la Inspección, es sancionada por infracción grave con 5.000 euros. Lejos de aplicar el mandato de la Inspección y avenirse al cumplimiento de los descansos reglamentarios, la empresa recurrió la sanción.

Posteriormente FSC-CCOO solicitó la mediación de la concejal de Aguas y del Alcalde del Ayuntamiento de la Laguna, quienes como administración pública tienen la mayoría de la parte pública de la empresa y representatividad en el Consejo de Aguas, sin que tampoco se haya solucionado la difícil situación.

Este enquistamiento se debe, en parte, a la doble naturaleza pública y privada de la empresa, en la que cada parte tiene diferentes intereses, y en la que siempre late la amenaza de una mayor privatización.

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.