Teatro en el Bernabéu

Messi celebrando un golDuhan Bernhard

Una dudosa expulsión de Pepe en el segundo tiempo condiciona el partido que acerca al Barcelona a Wembley tras su victoria 0-2.

 

Dos goles del argentino Lionel Messi bastaron para que el Barcelona se llevase una valiosa victoria y dejar la eliminatoria prácticamente sentenciada. El partido comenzaba con alteraciones en ambas alineaciones debido a las bajas de varios jugadores titulares. El Real Madrid volvió a retomar la fórmula que tan buen resultado le había dado en la final de la Copa del Rey, jugando Xabi, Pepe y esta vez Lass en el trivote. Mientras tanto, el Barcelona fue fiel a su estilo, intentando poner en marcha su juego de toque y elaboración. La primera oportunidad del partido llegaba en el minuto 11, cuando una buena jugada de Villa acabó en un peligroso disparo. El Barcelona empezaba a despertar, Xavi y Messi aparecieron en ataque y el Madrid permanecía muy compacto en defensa. El partido llegaba al descanso empatado pero con Punto expulsado tras un incidente entre varios jugadores a la entrada en el túnel de vestuarios.

Mourinho introdujo cambios tras el descanso, Adebayor saltó al campo por Özil. El Real Madrid buscaba la presencia del togolés con balones largos. El segundo tiempo tuvo constantes interrupciones entre tarjeta y tarjeta que no daban lugar para el fútbol. Pepe acabó siendo expulsado tras su fea entrada sobre Alves. El colegiado no dudó en su decisión y condicionó así el encuentro a media hora del final. Messi fue imparable y en el minuto 76 adelantaba a los suyos tras un gran desborde de Afellay. El pequeño argentino no se conformó con el 0-1 y volvió a desplegar su magia tras una jugada individual para colocar el definitivo 0-2 en el marcador. El Barcelona se acerca a Wembley aunque tendrá que rematar la faena dentro de una semana.

 

 

 

Duhan Bernhard

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.