‘Take Shelter’

Take ShelterControla tus temores o sigue tus instintos.

Ante todo, ambiente. Ése parece ser el objetivo principal de esta película inquietante que juega con el engaño, la locura y el miedo. Un triángulo de sensaciones en cuyo interior se encuentra atrapado Curtis Laforche –Michael Shannon, Revolutionary Road- un tipo corriente con una vida muy familiar que de repente empieza a sentir que lo peor de su pasado viene a arrebatarle lo mejor de su presente.

Y es que a pesar de que Curtis, a través de las visiones apocalípticas que experimenta, está casi convencido de que se aproxima una catástrofe natural de grandes dimensiones, también tiene la sospecha de que es probable que las alucinaciones sean producto de una especie de esquizofrenia congénita que obligó a ingresar a su madre en un centro especial cuando tenía poco más de treinta años.

De manera que Curtis se encuentra atrapado entre estos dos mundos que, tal como el protagonista los experimenta, son igualmente tangibles y reales. En este punto la película plantea el siguiente dilema: ¿qué es más real, un miedo o una sospecha? Porque Curtis siente el miedo de sus visiones, de una extraña tormenta, de un tornado que destrozará todo. Y al mismo tiempo, tiene la sospecha de que se está volviendo loco, de que es probable que esté enfermo y necesite ayuda.

En Take Shelter Nos encontramos a un personaje atrapado en sí mismo y atrapado por lo que los demás opinan de él cuando, al borde de la desesperación, comienza a construir un refugio en el que proteger a su familia ante la eminente llegada del apocalipsis. Ese refugio en el jardín no es más que una extensión del propio refugio interior que el director de la película, Jeff NicholsShotgun Stories- construye para su protagonista a medida que avanza el argumento y Curtis lo va perdiendo todo hasta quedarse únicamente con el afecto y la comprensión de su esposa –Jessica Chastain, El árbol de la vida– y Tova Stewart –que se estrena como actriz de cine en esta película-.

La tensión, la intriga y la duda se mantienen hasta el final en esta película que aborda uno de los mayores problemas del ser humano: su incapacidad para manejar la incertidumbre y controlar el miedo que ello le provoca.

 

 

Celina Ranz Santana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.