No se salva ni Dios

Menudo mundo éste, repleto de incongruencias. Mientras cientos de miles de personas se mueren de hambre en Somalia, los agricultores franceses nos tiran la fruta en la frontera. Mientras miles de personas se encuentran en el paro, el Estado español brinda sus medios a una visita del Papa. Mientras más evolución, menos progreso.

Factoría de ficción

Tiene el típico flequillo de ñoño y va maquillado como una puerta para camuflar el improbable vello facial de un aspirante a adolescente que deja sin respiración a las jovencitas de todo el mundo. Creo que nació dentro de una botella de Möet Chandon con la etiqueta de la factoría Disney y el código de caducidad impreso en la nuca. Es Justin Bieber y esta semana lo hemos tenido hasta en la sopa.

Política “de interés general”

Qué curioso esto del “interés general”, porque a mí no me interesa en lo más mínimo. Y sin embargo, es el apelativo al que se aferran nuestros gobiernos para metérnosla doblada. El “interés general” de las aguas canarias, del derbi, de la licitación de obras eléctricas sin restricciones o de la montaña de Tindaya. Todo tan interesante y sobreactuado como en La Revoltosa.