Rajoy es un buen registrador

La decisión de salvar Bankia “con el dinero que haga falta”, la de incrementar el IRPF, efectivo a corto plazo, pero muy negativo a largo, la disminución del gasto con pañales, la salvación de las autonomías (sin déficit) previa inyección de fondos vía transferencias, y la negativa de reforma de calado en las Comunidades Autónomas, hacen de Rajoy un buen registrador de la propiedad en Santa Pola, pero no el Presidente del Gobierno que este país en este momento necesita.