Congreso diputados España

La España deshilachada

Hemos asistido al esperpéntico desenlace de una lucha de poltronas absolutamente salvaje, en la que todo vale y donde ninguno de los contendientes ha contemplado ni de lejos la conveniencia, interés o mínimo respeto por los derechos del pueblo, cuyos “legítimos” representantes se han lanzado a la vorágine con sus únicos objetivos  solo relacionados con el poder.