Albert Nobbs: nos disfrazamos de lo que somos.

La historia dirigida por Rodrigo García y protagonizada por Glenn Close en una de sus interpretaciones más arriesgadas, es un drama aparentemente sencillo destinado a llegar directamente al corazón sin pasar por el intelecto.

Sherlock Holmes, ¿me concede este baile?

La secuela de la película dirigida por Guy Ritchie es una meticulosa coreografía de personajes protagonizada por un detective cada vez más histriónico y menos cercano al clásico.