Superioridad del Manchester

Rooney disputando un balónDuhan Bernhard

El Manchester United tiene pie y medio en la final tras su victoria en Gelsenkirchen.

El equipo de Ferguson empezó con un ritmo arrollador en busca de la victoria. El guardameta Neuer tuvo que realizar varias intervenciones en los primeros minutos del partido para mantener vivo a su equipo. Las mejores ocasiones fueron para Wayne Rooney y Park Ji-Sung. El Schalke no se arrugó y Jefferson Farfán avisó para el Schalke con un remate desviado. A pesar de ello, el Manchester United volvió a tomar las riendas del partido y Chicharito gozó de varias ocasiones para adelantar a los suyos. La gran actuación del guardameta alemán Neuer evitaba que el Manchester United se fuese con ventaja al descanso.

Tras el descanso, el guión del encuentro no cambió y el Manchester United volvía a dominar. No fue hasta el minuto 60 cuando el Schalke volvía a tomar aire y se aprovechó del cansancio inglés para generar una ocasión que puso a prueba a Edwin van der Sar. Minutos más tarde llegaba el merecido premio para el Manchester United, tras una gran combinación Giggs encaró a Neuer al cual batía por abajo tras un sensacional pase de Wayne Rooney. El gol hundió al Schalke y dos minutos más tarde llegaba la sentencia. Esta vez, fue el mejicano Chicharito el encargado de lanzar a Rooney para que éste marcase el segundo gol del conjunto inglés. El partido perdió en intensidad y Alex Ferguson aprovechó para introducir cambios y reservar a sus estrellas para la vuelta de la próxima semana.

 

 

 

Duhan Bernhard

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.