El alcalde de Los Realejos cobra más de 70.000 euros

alcalde de Los Realejos

Manuel Domínguez

Podemos critica la actitud de los políticos que se perpetúan en sus cargos y cobran hasta tres veces más que el SMI

Manuel Domínguez, alcalde de Los Realejos, cobra casi 70.000 euros anuales por su cargo en el Ayuntamiento tinerfeño. Un sueldo al que hay que sumarle las dietas y el sueldo que percibe como consejero del Cabildo de Tenerife. En opinión de Podemos, estas ganancias “desmesuradas” provocan que los políticos pierdan el contacto con la realidad y resultan del todo inapropiadas.

“Resulta ciertamente complejo pedirle a la ciudadanía que haga esfuerzos para llegar a fin de mes en la actual situación de crisis económica, cuando su alcalde se endosa mensualmente casi 5.000 euros en catorce pagas”. Además, añaden, “resulta especialmente sangrante si tenemos en cuenta las notables ausencias de Domínguez, que combina su cargo con el de consejero en el Cabildo de Tenerife, con su correspondiente sueldo y dietas, y con el de Presidente Insular del Partido Popular.

El alcalde de Los Realejos figura entre los 50 alcaldes mejor pagados de España

El Ministerio de Política Territorial y Función Pública ha publicado en esta semana la Información Salarial de Puestos de la Administración (ISPA), en la que se analizan, entre otras cuestiones, los sueldos de alcaldes y alcaldesas de todo el Estado. En dicho informe, el alcalde de Los Realejos, aparece entre los primeros cincuenta regidores que más cobran de los 8.124 municipios del Estado, por encima de ciudades como Sevilla, Salamanca, Las Palmas de Gran Canaria, Palma de Mallorca, Huelva o Santander, entre otras. Así, Manuel Domínguez (PP), se consolida con un sueldo de 66.555,98 euros, como el cuarto alcalde que más cobra de toda la Comunidad Autónoma de Canarias.

En este sentido, la formación morada ha destacado que el Código Ético del partido prohíbe que cualquier cargo público, sea de la institución que sea, cobre más de lo equivalente a tres salarios mínimos interprofesionales, estableciendo así una limitación salarial genérica que, sumada a la limitación de acumular cargos públicos u orgánicos, son el sello de identidad de Podemos. Insiste la formación morada en que éste es un compromiso que debería ser irrenunciable para cualquier cargo público que quiera poner las instituciones al servicio de la ciudadanía.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.