Descubierto el submarino ‘maldito’ que se hundió durante la Primera Guerra Mundial

submarino 'maldito'

Submarino HMS E5

Se pensó que había chocado contra una mina, pero sus restos contradicen la versión oficial

La desaparición del HMS E5 el 7 de marzo de 1916 fue considerada una trágica pérdida, como tantas otras durante la Primera Guerra Mundial. Pero este submarino, conocido ahora como el submarino ‘maldito’, no fue víctima del conflicto sino de la mala suerte.

A finales del mes de noviembre un grupo de buceadores aficionados descubría los restos del E5 cerca de la isla de Schiermonnikoog, en los Países Bajos. El casco de la embarcación estaba prácticamente intacto, por lo que la teoría de una mina o del ataque de un torpedo ha quedado descartada. Tampoco queda rastro de los 29 tripulantes que viajaban a bordo en el momento del hundimiento.

El submarino ‘maldito’ es otro de los muchos misterios navales sin resolver

Llevaba más de 100 años reposando en el lecho marino y todos daban por hecho que el HMS E5 había desaparecido en combate, pero no fue así. Fue construido al norte de Inglaterra y botado en 1913 y al parecer la mala suerte lo acompañó desde el comienzo. Ya en ese mismo año y apenas 20 días antes de ser entregado a la Royal Navy, una explosión en la sala de máquinas acabó con la vida de varios operarios. Una situación parecida se repetiría después en un accidente en Pembroke. Cuando el 7 de marzo de 1916 se le perdió la pista en aguas del Atlántico Norte se pensó que había sido víctima de una mina o torpedo y no de su mala fortuna.

Un hecho que parece bastante esclarecedor (y desconcertante) en relación al hundimiento del submarino ‘maldito’ es que al parecer el equipo de buceo que dirige ahora las investigaciones para averiguar lo sucedido ha encontrado que las compuertas del submarino se encuentran abiertas, lo que hace suponer que la tripulación trató de escapar antes de que la nave acabara en el fondo del océano. El misterio podría quedar resuelto con los próximos hallazgos.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.