Spanair deja en tierra a 23.000 pasajeros

4.000 trabajadores de la aerolínea se quedan sin empleo.

La crisis económica de la empresa y la escasa viabilidad financiera de sus operaciones tras las retirada del apoyo por parte de la Generalitat de Catalunya y Qatar Airlines ha provocado el cese de la aerolínea española en la que trabajan alrededor de 4.000 empleados, entre personal directo e indirecto.

Durante la pasada madrugada, las informaciones al respecto han sido escasas y la página de información de Spanair ha permanecido inactiva durante muchas horas, únicamente con un teléfono de información para los usuarios que se colapsó con el volumen de llamadas.

Ahora la web de la aerolínea muestra un enlace de ayuda en el que se únicamente se informa a los pasajeros del cese de las operaciones de la empresa, se ofrecen alternativas de vuelo a precios especiales con otras compañías aéreas y se comunica la posibilidad de recuperar el importe de los billetes adquiridos por la compañía.

Con todo, será complicado que los 23.000 pasajeros que se han quedado en tierra tras la decisión tomada por la empresa consigan recolocarse en otros vuelos sin que ello suponga perjuicio para ellos.

Por su parte, Aena habilitó desde anoche dos salas en los aeropuertos de Madrid y Barcelona para atender a los afectados por la suspensión de las operaciones de Spanair y se reforzaron los servicios de restauración, de información al pasajero, limpieza y asistencia médica así como los de facturación en vuelos alternativos gestionados por otras compañías.

Tras el cese de la empresa, alrededor de 2.000 trabajadores en plantilla se quedan sin empleo al igual que otros 2.000 trabajadores indirectos. Spanair mantenía una cuota de mercado del 22 por ciento y una facturación anual de 600 millones de euros, pero durante los últimos dos años se ha visto obligada a reajustar la plantilla en varias ocasiones arrastrando aún así pérdidas que en 2010 alcanzaron los 115 millones de euros. Ahora, sin el apoyo financiero de Qatar Airlines y el Gobierno catalán, la aerolínea no confía en la posibilidad de volver a levantar el vuelo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.