Spanair culpa del accidente al fabricante del avión y a los pilotos

El mal diseño de la aeronave y la distracción de los pilotos habrían sido las causas del siniestro en el que perdieron la vida 154 personas.

Los peritos de Spanair han presentado ante el magistrado del Juzgado de Instrucción número 11 de Madrid el informe interino con el que la compañía aérea ha investigado las causas del siniestro y cuya defensa está prevista que se prolongue durante al menos tres días. Los peritos han sido concluyentes en sus opiniones: la causa del siniestro está tanto en el mal diseño de la aeronave -por lo que el fabricante McDonnell Douglas sería responsable- así como en “la falta de disciplina de los pilotos” que no confirmaron como era debido la configuración del los slaps y los flats para el despegue.

Como motivos de esta “disciplina deficiente”, Spanair asegura que los pilotos actuaron con cierto nerviosismo porque no querían demorar el despegue del vuelo ya que iba en aumento el malestar de los pasajeros, y a la presencia de una tercera persona en cabina que habría provocado su distracción.

Por otro lado, según el informe el personal de mantenimiento implicado en el accidente no habría tenido responsabilidad ninguna en lo sucedido y habría actuado justificadamente, a pesar de que el juez imputó a los miembros de este departamento desde el primer momento.

Con éste ya son cinco informes de diferentes fuentes con los que el juez tendrá que trabajar a partir de ahora mientras continúa tomando declaración a directivos y técnicos de la compañía aérea.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.