SOS 4.8 vuelve a convencer en 2012

SOS 4.8Luisen Ramos

El festival murciano que marca el inicio de la temporada llega a su fin dejando un gran sabor de boca a todos los asistentes.

En estos cinco años, el SOS 4.8 ha conseguido alzarse con una posición dentro del panorama nacional de festivales con sus interesantes carteles e iniciativas con el apoyo del la administración de la Región de Murcia. A su espíritu de festival sostenible con el medioambiente se le ha ido sumando una serie de iniciativas culturales aportando más actividades para los asistentes además de las propias musicales, formando el SOS 4.8 Voces y SOS 4.8 Arte. Este año para estas secciones se ha utilizado el tema central de las series televisivas.

En Voces se organizaron conferencias, mesas redondas y workshops acerca del mundo de la TV de mano de Jordi Costas con Jordi Carrión, Venga Monjas, el equipo de Museo Coconut y muchos más. De la misma manera, en Arte se dispuso de un espacio en el que se exponían distintas referencias sobre el mundo de la ficción televisiva.

La sección musical de este año ha resultado muy interesante y variada durante los dos días del festival en sí, más el jueves que tuvo lugar lo que sería el pre-SOS, con conciertos en distintos locales murcianos con grupos como Harry up! o Mendetz.

El viernes lo abría Nacho Vegas y MagneticFieldsa la misma hora, en distintos escenarios (Estrella Levante y Auditorio Mondosonoro respectivamente) provocando la primera coincidencia conflictiva. Después de que Hidrogenesse montra una auténtica fiesta pop llegaban los ingleses Friendly Fires que con su eléctrico líder Ed Macfarlane dieron el primer gran espectáculo de lo que llevábamos de festival. Con el público ya animado era el turno de PULP,la gran cita del día. Y los británicos no defraudaron ni tampoco dejaron ninguno de sus grandes temas sin tocar en la que dicen que puede ser su última actuación en nuestro país. Recogería el difícil testigo Gossip pero no estuvieron realmente a la altura de los dos grupos anteriores. La otra opción en esos momentos era SebAstian pero un mensaje informativo indicaba que se cancelaba su actuación por problemas en los vuelos. Para finalizar, los DJs tomaron el control de la noche para dirigirla a buen puerto. The Zombie Kids, Simbian Mobile Disco en DJ Set y Buffet Libre DJs comandaron la locura final para que los SOSers pudieran llegar a casa con la satisfacción de la noche disfrutada.

Al día siguiente, y bajo unos nubarrones que se irían disipando poco a poco, Yuck daban el pistoletazo de salida a la diversión con un concierto no muy seguido por el público entre otras cosas por la propia hora. Mientras se retiraban las nubes Mogwai subían al escenario con su atmósfera post-punk que contagiaba a todo el público, seguidores o no. En el mismo escenario The Flaming Lips nos regalarían el concierto más vistoso de todo el festival, con unas visuales geniales y sensuales, su líder Wayne Coyne dentro de una pelota de goma, varios extras disfrazados y sin escatimar confeti en ningún momento. El siguiente punto marcaría el duelo entre el grupo nacional del día, ya que se solapaban las actuaciones de La Casa Azul y Love of Lesbian. Y la contienda se la llevaría Guille Milkyway ya que su directo visual, animado contagia a las masas y hace que su concierto se convierta en la auténtica Fiesta Universal. Por otro lado, los de Santi Balmes ofrecieron otro concierto de tantos que han dado estos años, sin aportar nada nuevo, salvo las canciones de un disco doble que todavía no ha salido a la venta. Por ello, la opción de seguir en el escenario Jaggemeister para ver a CSS era la mejor en aquel momento. Y para terminar, otra cancelación, esta vez de Feed Me puso en el escenario principal de nuevo a los Buffer Libre DJs para que el público que quedaba bajo la lluvia saltara a ritmo de temazos antes de que bailaran el Danubio Azul, tradición del festival con este homenaje al FIB.

El domingo concluirían los eventos del festival en el centro de Murcia con el Red Bull Tour Bus ofreciendo conciertos de Klaus & Kinski entre otros.

Y así terminó esta esperada cita con la música que cada año gana más adeptos debido a que, como reza un slogan del propio festival: El mejor cartel del SOS es la gente, por el buen rollo que se respira en el festival. Y desde luego que nosotros ya estamos esperando para ir de nuevo el año que viene.

 

 

Luisen Ramos

@luisen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.