Sonorama suma y sigue

Sonorama Luisen Ramos

El festival burgalés vuelve a cerrar una edición perfecta.

De todos los festivales nacionales, junto con el Contempopránea extremeño, el Sonorama Ribera que se celebró del 15 al 17 de Agosto en Aranda del Duero es de los más longevos (esta es su décimo sexta edición) y es de los que siempre apoyan la música nacional frente a la extranjera, y este año no ha sido para menos.

Para empezar esta zona de Burgos tiene mucho que ofrecer a los visitantes, además del propio evento en sí. Sólo tenemos que mencionar lechazo y vino, para convencer a aquellas personas a las que los conciertos en directo no les llenen demasiado para tener su total aprobación a su visita a la pequeña localidad durante los 3 días que dura el festival.

Por si fuera poco, además de los dos escenario principales en el recinto del festival, el Sonorama ofrece uno de los escenarios con más encanto del todo el panorama nacional: La Plaza del Trigo. Este escenario en pleno corazón de Aranda es además uno de los oráculos más potentes que hay en el panorama nacional, ya que los grupos que actúan aquí suelen ser grupos sin mucho recorrido, pero con un futuro inmediato prometedor, y así ha sido y será.

Este año, la fiesta comenzaba el miércoles en el camping donde se convocaba a los festivales más tempranos a una fiesta de bienvenida que estaría encabezada por Lorena Álvarez y su banda municipal pero que finalmente tendría muchas sorpresas. Además de este espectáculo que mezcla el folk y el indie en un directo un poco inverosímil (al haber también convocado un concurso de disfraces, la música en sí era lo más “normal”) que cumplió su efecto de congregación de masas. También actuarían los locales The Girondines. Al terminar el concierto, dos de los padrinos del propio festival, los humoristas Miguel Martín y Quequé llevaron a cabo la entrega de premios de disfraces con una continua satírica hacia los participantes que nos hizo pasar el momento más divertido de la noche.

Había anunciado un concierto sorpresa para esa misma noche pero no se sabía nada de cual podría ser el grupo que lo daría. Y ahí apareció IZAL para tocar unos temas en ese escenario que tenía tanto de fiestas de barrio. Aún así, el directo sonó perfecto y fue una antesala a lo que nos esperaría el sábado en La Plaza del Trigo.

El jueves 15 ya empezaría el festival a funcionar como tal, y pintaba como el día más tranquilo, y realmente lo fue, hasta cierta hora de la noche. Empezaría la acción por la mañana temprano con Full que subsanaron algunos problemas de sonido y dieron el primer concierto importante de La Plaza del Trigo de esta edición. Ya por la tarde, los directos de Jaime Urrutia, Loquillo y Belle & Sebastian hicieron bien su función de “warm-up” para preparar el resto de la noche. El detalle de incorporar al cartel grupos que tienen una amplia carrera pero que son difíciles de ver, ya sea porque no se encuentren totalmente en activo, es algo que se agradece y más por sus seguidores.

Una de las citas de la noche era el directo de Sexy Zebras quienes son uno de los grupos noveles a seguir del festival (junto con FullIZAL) y no defraudaron para nada. En un escenario Future Stars con una entrada más que respetable dieron todo lo que han hecho su propia seña de identidad: música y energía. Es uno de esos grupos que su directo tiene más bien poco que ver son su disco y es que la energía en vivo es algo que va por encima de todo lo que puedas escuchar de ellos. En cuanto al sonido, habría que decir que este escenario (una carpa realmente) en ningún momento sonó bien, con ningún grupo, pero no dio ningún tipo de problema y sonaron todo lo bien que daba de sí la instalación.

De este día resaltaré el directo de MUCHO quienes han ganado tablas como formación con este segundo disco El Apocalipsis según MUCHO (2012) con el que suenan perfectos y más compactos. Los gallegos Triángulo de Amor Bizarro también dieron un buen concierto incorporando sus nuevos temas de Victoria Mística (2013) a su ya de por sí potente setlist. Estos dos conciertos fueron en el denominado escenario “pequeño”, el Castilla y León mientras que del escenario principal Ribera del Duero resaltaremos a Mendetz de quienes ya no se puede decir que sean una promesa ni nada parecido. Están en un momento perfecto, en el que su directo suena más bailable que su disco y todos los componentes dan todo lo que llevan dentro, dando lugar a uno de los mejores directos nacionales de este año.

La nota menos positiva la dio Eme DJ quien con un formato LIVE se dedicó a presentar canciones de su próximo disco en el que colabora con otros artistas como Bravo Fisher en el que versionaron varias canciones como la mítica Videogames de Lana del Rey. Un show que se hizo sobretodo aburrido por cómo comenzó, un DJ Set muy bailable en el que todos estábamos disfrutando de lo lindo hasta que el resto de artistas salieron al escenario y de alguna manera nos invitaron a marcharnos a otro sitio si realmente queríamos seguir con la marcha.

El viernes era el día del supuesto cabeza de cartel internacional, TRAVIS, quienes llevaban cinco años sin producir material nuevo y que desde mi punto de vista no tienen tanta repercusión en nuestro país como quizá si lo tengan en otros. Este día se lo llevarían Jero Romero y Lori Meyers.

El EX-Sunday Driver presentó sus canciones de Cabeza de León (2012) con su banda en un delicioso concierto en el que se atrevieron incluso con una versión de Adelante Bonaparte de Standstill que llevaron a su territorio musical con mucho acierto.  Los granadinos tenían como aliciente personal la presencia de su productor Sebastian Krys quien incluso llegó a acompañar a la banda en Mi Realidad. Lori Meyers volvieron a confirmar que actualmente son quizá el grupo más popular con el que podríamos identificar el sonido indie nacional actual, aunque quizá sonaban más indies en los dos primeros. Miss Cafeína comenzaron muy fuertes con Disfraces la mejor canción de De Polvo y Flores (2013) y se fueron desinflando poco a poco sin sentido, haciendo que el público desconectara totalmente del escenario.

Los argentinos CÁPSULA fueron los encargados de cerrar las citas interesantes del día en la carpa Future Stars. Resulta al menos gracioso hablar de “estrellas futuras” dirigiéndonos a un grupo con 3 discos y un cuarto al caer, pero aquí no son muy conocidos. Aún con el handicap ya mencionado del sonido de la carpa, su rock con tintes psicodélicos consiguió convencernos y dieron un directo muy respetable.

Para terminar el día, contábamos con unos expertos en cerrar citas festivaleras, Buffetlibre DJs. Con una sesión que sigue teniendo reminiscencias a las que hacían hace ya 2 años, seguían abriendose a público nuevo quienes no podían creer la cantidad de temazos que podían pinchar en un sólo minuto. Aún con todo, divertidísimos.

El sábado era el día grande y había varias citas que serían totalmente imperdibles. Para empezar, la del ya anunciado concierto de IZAL en La Plaza del Trigo que tiene ese halo de Meca musical actual, donde los grupos que terminan triunfando aquí terminarán convenciendo fuera. Donde ya lo hicieran Vetusta Morla, Fuel Fandango y otros grandes grupos, los madrileños dieron el campanazo. Con un lleno absoluto la plaza dio la bienvenida a los de Mikel Izal quién estuvo visiblemente emocionado en algunas partes del concierto, ya que la plaza al completo coreaban parte de las canciones. Aprovecharon para presentar dos de las canciones de su futuro segundo disco que ha sido totalmente financiado con una campaña exitosa de crowd-funding. Fue sin duda uno de los momentos del festival.

Y aún deberían de seguir quedando energías para la recta final del festival, que todavía guardaba grandes directos. Empezaríamos la tarde con HAVALINA quienes presentarían el Mejor Álbum de Rock de este año según los V Premios Independientes de la música H (2013). Y al parecer no éramos los únicos, ya que entre el público podíamos ver integrantes de otros grupos como Lori Meyers, Vetusta Morla, IZAL, Standstill y otros tantos. El sonido que consiguen en directo es uno de los más limpios y perfectos del rock nacional, demostrando que el premio recibido y la expectación levantada no era para menos.

Xoel López haría el papel del bálsamo del día con su nuevo papel de cantautor de músicas del mundo. Un gran concierto en el que incluso versionó alguna canción de su anterior proyecto Deluxe con el que marcó un antes y un después en la historia de la música independiente nacional. Otra de las citas interesantes de todo el festival era el tándem formado por The New Raemon y MAGA quienes han juntado fuerzas en una serie de directos para presentar las canciones del catalán de Tinieblas, por fin (2012) con un tinte más oscuro y en el que era necesaria la presencia de una banda de rock para darle consistencia en directo. Y los sevillanos nos transportarían al pasado cuando eran uno de los grandes grupos de culto del indie nacional, una oportunidad única de volver a verlos en directo.

La cita de la noche sería la de el cabeza de cartel nacional Supersubmarina quienes actuaban en el escenario principal y tendrían todo el tiempo por delante para dar un directo inolvidable. Parece mentira que un grupo consiga sorprenderte después de haberlos estado viendo durante muchos años, pero siguen consiguiéndolo. Con un setlist muy variado, con canciones de sus dos LPs y de Retroalimentación dieron una auténtica demostración de madurez frente al escenario, con un sonido perfecto y potente, a la vez que una voz cuidada y una pose en el escenario más verosímil que en ocasiones anteriores. Justificaron de largo el tamaño del nombre del grupo en el cartel.

Justo después, el grupo mallorquín L.A. dio como siempre un conciertazo de rock con tintes foráneos, sonando perfectos y justificando el por qué de asistir a casi todos los festivales a presentar Dualize (2013). Y Estereotypo allanaron el camino de la música electrónica con su música bailable con tintes disco y que consiguió amarrar a los indecisos al festival retrasando su retirada a descansar de tal frenesí musical de todos estos cuatro días.

La última actuación en los escenarios grandes fue la de Kostrok. El grupo de DJs valencianos que tanto están dando que hablar nos mostraron el por qué de tal fama. No son tan virtuosos como podrían ser Buffetlibre pero tienen madera y algo que con trabajo y esfuerzo seguro que consiguen. Presentaron su single Right Now (2013) totalmente radiado en todas las emisoras e interpretado en directo. La escenografía también fue cuidada y esto es algo de agradecer cuando el equipo con el que actúan se basa en un par de ordenadores y una mesa de mezcla. Como digo, muy buenas sensaciones e hicieron aumentar aún más el dolor de pies del respetable a base de temazos.

Un festival para estar orgulloso de él, con muchos ingredientes para resultar único y que tiene mucho futuro por todo el encanto de destila tanto el gusto por la elección del cartel como los alicientes de la propia tierra donde se celebra.

 

 

Luisen Ramos

@luisen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.