Sonidos misteriosos: el ‘Hum’

El 'Hum'Desde hace años, un extraño zumbido se ha dejado escuchar en diferentes puntos del planeta.

Los defensores de teorías apocalípticas aseguran que el zumbido se viene escuchando desde mediados de 2011 y que son la antesala del Fin del Mundo. Pero lo cierto es que el ‘Hum’ se viene produciendo desde muchos años antes, aunque sí es cierto que en 2011 comenzaron a circular muchos más vídeos por la red refiriéndose a este particular fenómeno.

Aunque no existe un patrón claro que defina este zumbido y cada persona lo describe de una manera particular, sí que existen determinados aspectos en los que coincide la percepción de este fenómeno con independencia del rincón del mundo en el que haya sido registrado.

Para empezar, el Hum se suele escuchar con mayor intensidad durante la noche que durante el día y, al ser un sonido de muy baja frecuencia, en ocasiones se percibe mejor desde el interior de una casa que en espacios al aire libre. Además, se trata de un sonido que no todas las personas pueden percibir y por lo general los que afirman haber escuchado el ‘Hum’ son personas especialmente sensibles al sonido.

Las características del ‘Hum’ podrían llevar a confundirlo con otros fenómenos: las interferencias producidas por aparatos eléctricos, los zumbidos en el interior del oído -tinnitus-, ruidos de tráfico o maquinaria de fábricas… Pero en ocasiones el zumbido se produce en condiciones en las que no encuentra justificación en ninguno de estos aspectos y es entonces cuando surgen múltiples teorías acerca de su origen.

Ya hemos hecho referencia a una de las explicaciones más extendidas por Internet: el ‘Hum’ es un aviso apocalíptico y el Fin del Mundo está a la vuelta de la esquina. Los más susceptibles a este tipo de explicaciones sin fundamento científico se han aferrado a esta teoría motivados, seguramente, por lo que para muchos tiene de apocalíptico el año 2012. También hay quien habla de experimentos secretos, naves espaciales y misiones armamentísticas de la CIA…

Otros, sin embargo, han querido encontrar explicaciones del fenómeno en la propia naturaleza y que se remiten a ondas acústicas gravitacionales que se forman en las capas más altas de la atmósfera. Aunque no existe una explicación clara acerca del fenómeno, todo parece apuntar a que podría tratarse de una amplificación natural de determinadas ondas que, en un contexto concreto y en unas condiciones específicas, por su frecuencia se vuelven audibles para las personas más sensibles a estas percepciones sonoras.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.