Sólo una estrecha vía les devuelve la comunicación

Después de cuatro días aislados, los vecinos de Valle Crispín y Valle Brosque ya tienen abierto un acceso, pero las obras de la carretera se demorarán al menos un mes.

Los vecinos de las zonas superiores del valle continúan incomunicados. Y es que en estos cuatro días únicamente se ha habilitado un pequeño camino por el que es muy difícil transitar. El agua ha destruido al menos 20 metros de carretera, y dos palas mecánicas han trabajado para cubrir el socavón con la propia tierra de los desprendimientos. Pero los vecinos de Valle Crispín y Valle Brosque saben que esto no es suficiente y que no podrán volver a abrir sus pequeños negocios a menos que se habilite una vía en condiciones, algo que, según han anunciado las autoridades, podría demorarse un mes más. Tienen que salvar numerosos obstáculos para poder hacer la compra y aún no han podido limpiar sus huertos y arreglar los árboles frutales porque el personal de Medio Ambiente no lo ha autorizado. A pesar de que ya ha vuelto la luz, el abastecimiento de agua sigue presentando problemas debido a que muchas tuberías se rompieron durante el temporal o quedaron obstruidas por las piedras. Por todo ello, los vecinos reclaman una solución más inmediata a estos problemas que afectan directamente a sus necesidades básicas.

 

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.