Solicitan el alta para los falsos becarios de Caja Rural de Canarias

La entidad mantenía convenios de formación con las universidades pero los becarios realizaban las funciones de cualquier otro empleado.

La Inspección de Trabajo le ha dado la razón a Comfia-CC.OO Canarias en lo referente a los ‘falsos becarios’ que han estado trabajando en Caja Rural de Canarias. La entidad bancaria había firmado acuerdos con la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y con la Universidad de La Laguna para incluir a sus alumnos en programas de prácticas por una escasa remuneración.

Sin embargo, los becarios mantenían el mismo horario del resto de los trabajadores y desempeñaban las mismas funciones que las de cualquier empleado con contrato. Tras visitar diferentes centros de trabajo, Inspección de Trabajo ha considerado que Caja Rural de Canarias debió formalizar la situación de estos becarios reconociendo la relación laboral existente entre estos y la entidad bancaria. Así pues, los becarios que continúen prestando sus servicios en esta empresa deberán firmar un contrato en prácticas.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.