Sobresueldos y contrataciones ilegales en el Ayuntamiento de Tacoronte

El alcalde tendrá que declarar como imputado por presuntos delitos de prevaricación, cohecho y tráfico de influencias.

La juez Ana Serrano-Jover considera que existen indicios de los citados delitos, denunciados primero por el PP y después por la interventora municipal. Se estima que el alcalde del municipio tinerfeño de Tacoronte, Álvaro Dávila –CC-, a través de diversos decretos, habría desoído en 2012 hasta 194 reparos contenidos en los informes de la interventora municipal que fiscalizaba la gestión del Ayuntamiento.

Una moción de censura del PP y el PSOE retiró a Dávila de su cargo, pero éste volvió a recuperarlo después de que los tribunales la suspendieran. Fue entonces cuando la interventora municipal decidió abandonar su puesto de trabajo y la isla, no sin antes poner en conocimiento las irregularidades registradas en el Ayuntamiento de Tacoronte durante el desarrollo de sus funciones.

Anteriormente, el PP también había presentado una querella denunciando otras presuntas ilegalidades cometidas por el alcalde, tales como el pago de sobresueldos injustificados a determinados cargos municipales o la contratación de servicios a determinadas empresas que mantienen una estrecha relación con CC.

La juez ha unido ambas denuncias y ha decretado la imputación de Dávila al observar indicios de delito en su gestión del Ayuntamiento de Tacoronte.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.