Sobresueldos dobles en la cúpula del PP

Recibían más ingresos aparte del salario parlamentario y los gastos de representación.

El partido no consideraba incompatible que sus altos cargos recibieran, por un lado, una retribución en concepto de “gastos extraordinarios” o “gastos de representación” y, por una segunda vía, retribuciones en concepto de dietas, aparte de su salario fijo como parlamentarios y de las pagas extraordinarias de julio y diciembre.

Según las declaraciones de Luis Bárcenas, ex tesorero del PP, esta era la fórmula adoptada por el partido para que sus miembros ‘completaran’ sus ingresos como diputados y se le recomendó que en la contabilidad dichas salidas figuraran como “gastos de representación” para evitar problemas con Hacienda. Sin embargo, en el histórico de la contabilidad del partido estos gastos solo figuran como tal entre 1990 y 1993 y a partir de entonces pasan a recogerse como “trabajos extraordinarios”: cantidades fijas que a pesar de ser registradas no aparecen detalladas, por lo que no se sabe a qué tipo de trabajos se refieren.

También a partir de esta fecha, la contabilidad del PP se caracteriza una mayor complejidad a la hora de determinar el concepto de la transferencia y su receptor, al que únicamente se identifica mediante sus iniciales. Desde 2001, el nivel de detalle en las cuentas prácticamente desaparece y dejan de registrase, entre otros, los gastos en dietas, que se abonan directamente en las cuentas de los restaurantes o en las agencias de viajes.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.