Sobresueldos para los altos cargos de la Sanidad Pública

sobresueldos

Manifestación de los trabajadores de Sanidad en Canarias

Algunos directivos de la Administración sanitaria obtienen incentivos anuales de hasta 36.000 euros

A pesar de los recortes y de la situación crítica que atraviesa la Sanidad Pública en Canarias, hasta el momento se ha mantenido una política de sobresueldos e incentivos que para Intersindical Canaria (IC) resulta totalmente inadmisible.

A través de la Federación de Salud, IC ha exigido al Gobierno de Canarias la retirada de estos incentivos que el Ejecutivo regional “se sacó de la manga” en 2012 a fin de compensar “la consecución de los objetivos asistenciales y presupuestarios, el especial rendimiento, el interés o la iniciativa en el desempeño del puesto”.

IC no sólo considera que se trata de una medida innecesaria (sobre todo en medio de una crisis) sino que no tiene razón de ser en tanto que esos objetivos que se pretenden premiar no se cumplen en ninguno de los casos.

Los recortes en Sanidad Pública no son compatibles con estos sobresueldos

“Un Gerente, de cualquier hospital de tercer nivel o área de salud de Canarias, aparte de su asignación como tal, vuelve a recibir, anualmente, sobresueldos que alcanzan los 36.000 euros, percibiendo igualmente tal gracia en diferentes cuantías otros cargos de la Administración sanitaria como los directores de Gestión, directores Médicos o de Recursos Humanos”, recuerda IC en la nota emitida.

Mientras tanto, los trabajadores de la Sanidad Canaria que son los que verdaderamente sacan adelante el trabajo diario, son castigados por la Consejería y el Gobierno regional. Entre otros muchos aspectos incomprensibles, todavía se encuentran a la espera de recibir la parte proporcional de la paga de los incentivos correspondientes al año 2011 así como la devolución de la parte proporcional de la paga extra de 2012 detraída también de forma ilegal.

IC lamenta la mala gestión de la Administración y el respaldo a políticas que únicamente sirven para dilapidar el dinero público de manera injusta e innecesaria.

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.