Siete muertos, decenas de heridos y edificios históricos en ruinas

El terremoto en el norte de Italia cierra un fin de semana trágico en el país.

Tras el atentado de Brindisi en el que fallecieron tres estudiantes de un instituto, la tragedia vuelve a teñir la actualidad del país. Un terremoto al norte de Italia, en la región de Emilia Romagna, sacudía la tierra con una intensidad de 5,9 grados en la escala de Richter.

El seísmo era seguido por varias réplicas que llegaron a alcanzar los 5,1 grados de intensidad, provocando no solo importantes destrozos materiales –en viviendas y edificios históricos-, sino la muerte de siete personas y numerosos heridos.

El epicentro de este terremoto, el más fuerte que se registra en Italia desde hace tres años, se localizó cercano a la localidad de Módena, en el valle del río Po, y se dejó sentir en las regiones aledañas.

Alrededor de 3.000 personas se encuentran todavía fuera de sus casas y es posible que no puedan regresar en los próximos días debido al riesgo de derrumbamiento.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.