Siete días en La Habana

7 días en La HabanaUna misma ciudad desde siete ángulos.

Siete días en La Habana pretende ser una visión de la capital cubana desde la perspectiva de siete miradas diferentes: Laurent Cantet, Benicio del Toro, Julio Medem, Gaspar Noé, Elia Suleiman, Juan Carlos Tabío y Pablo Trapero.

Si bien es cierto que los siete cortos pretenden acercarse a la cotidianidad de La Habana alejándose de tópicos y lugares comunes, lo cierto es que hay historias que únicamente se hacen llevaderas gracias al folclorismo que las rodea. Pero en conjunto, Siete días en La Habana es un producto sin ‘alma’ que parece quedarse en la superficie de historias que todos podríamos imaginar y que no arañan la realidad como sería de esperar de estos directores, sino que la acarician con cierto aire de condescendencia.

Personalmente, destacaría el cortometraje dirigido por Benicio del Toro, El yuma, y el de Laurent Cantet, La fuente. Curiosamente, se trata de los cortometrajes que abren y cierran la película y, aunque solo sea por la posición que ocupan en el conjunto, parecen tener un mayor protagonismo sobre el resto de las historias, que no terminan de convencer, a veces por ser tan ‘contemplativas’ que resulta complicado entender el conflicto que abarcan y a veces tan ‘costumbristas’ que no son ni buenos ni malos, sino algo tal vez peor: típicos.

Pero uno de los aspectos positivos, tal vez desde la perspectiva más ‘documental’ es cómo estas historias, extraídas como con pinzas del mismo paciente -La Habana- abierto en canal sobre la camilla, reflejan una ciudad cambiante, un ‘paraíso infernal’ en el que si no se sobrevive, se sobremuere.

Celina Ranz Santana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.