Sí se puede rechaza más gasto público en trenes de alta velocidad

Consideran que este viaje desoye los propios informes del Cabildo que señalan que esta infraestructura es difícilmente realizable

Sí se puede considera una auténtica “tomadura de pelo” el viaje planteado a Luxemburgo y Bélgica por el presidente del Cabildo Insular, Ricardo Melchior, para conseguir financiación extraordinaria para las obras de un tren de alta velocidad en Tenerife. “Dicho viaje supone un nuevo gasto de dinero público a añadir a los que ya supuso la redacción de varios proyectos de distintas modalidades ferroviarias para la Isla, que se han demostrado inviables por su alto coste económico y ambiental, y que no solucionarían los problemas de movilidad insular”, afirman los ecosocialistas.

Para el portavoz insular de Sí se puede, Fernando Sabaté, se pregunta “por qué el Sr. Melchior no está peleando, en Bruselas o en Madrid, para conseguir financiación para otras infraestructuras mucho más útiles para la Isla como la culminación real de los Hospitales Comarcales del Norte y el Sur, completar la red de alcantarillado y estaciones depuradoras que funcionen de verdad, o los proyectos de inversión en energías renovables”.

Desde Sí se puede aseguran que el propósito de Melchior se contradice incluso con las conclusiones del estudio sobre el tren de levitación magnética (Transrapid), encargados por el propio Cabildo, que evidencian su inviabilidad. Fue el propio vicepresidente primero y consejero insular de Economía, Carlos Alonso, el encargado de trasladar a la opinión pública que los estudios encargados por la Corporación a una consultora especializada concluyen que existen dificultades tan importantes como la potencia energética requerida para su funcionamiento (aproximadamente un tercio de la capacidad instalada en la Isla), el elevado coste de inversión (unos 4.000 millones de euros), y cuestiones de seguridad no resueltas, entre otras.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.