Si no tienen pan que coman pasteles

El Registrador de la propiedad  ha decidido un incremento de la presión fiscal enorme lo que en algunas autonomías puede llegar hasta el 70%.

Está claro que la subida del IVA y muchos de los recortes son necesarios, pero da la impresión de que el  plan ha sido como elefante en cacharrería en lo más sencillo, de nuevo las nóminas de los empleados públicos  y la subida generalizada del IVA. Sin embargo la poda de las  Administraciones  no se hace, con lo que el recorte del gasto de nuevo se aplaza  y la reforma se hace fundamentalmente vía ingresos. De nuevo el sector privado ha de pagar la ineficacia de sector  público, 34.400 millones estimados en ingresos y un ahorro  de 27.000 millones (la mitad por reducción en la prestación por desempleo, menor dotación en la ley de dependencia, supresión de la paga extra de los empleados públicos y posibles ahorros en Sanidad y Educación).

No tiene lógica mantener el incremento del IRPF una vez subido el IVA pero tampoco se entiende que la subida del IVA afecte a la primera industria nacional: el turismo. Aun estando de acuerdo con las subidas y el recorte por el incremento de la deuda pública, vemos que no existe un plan coherente que al mismo tiempo permita el crecimiento de la economía. No se puede asfixiar el turismo.

Parece que el Gobierno no quiere tocar el problema estructural de la Administración Pública porque es un problema  de gran calado y no se arregla vía Decreto Ley. Es el gran problema que más tarde o temprano tiene que solucionarse o de nuevo tendrán que solucionarlo vía Bruselas. La deuda bruta de las Administraciones Públicas en Mayo volvió a subir un 2% hasta los 783.311 millones de euros situándose en sus valores máximos desde el inicio de la crisis tras el descenso experimentado en Abril.

La economía privada ya ha hecho su restructuración reduciendo salarios y personal para así incrementar la productividad, pero no se ha hecho en la economía pública  a la que se han reducido los salarios pero no se han podado las entidades que componen el sector público en todas las Administraciones por lo que hemos multiplicado  por diecisiete en algunos casos el modelo de estado como si las CC.AA fueran mini estados. Esto que está repetido hasta la saciedad  es el gran problema a tratar, pero no puede ser que la Unión Europea imponga condiciones al reino de España y el gobierno no sea capaz de exigir  en correspondencia a las CC.AA.

El Gobierno por el contrario sigue  mimando a las CC.AA. a los  35.000 millones ya transferidos  mediante la creación del Fondo para la   Financiación de los Pagos a Proveedores (R.D. 7/2012) ,ahora se publica el R.D. Ley 21/2012 “de medidas de liquidez de las Administraciones públicas y en el ámbito financiero”, creando otro  Fondo de Liquidez Autonómico, un mecanismo de apoyo a la liquidez de las CC.AA de carácter temporal (hasta el 31.12.2012) y voluntario con objeto de poder financiar el endeudamiento permitido en la normativa de estabilidad presupuestaria. La C.A  que se integre en el plan de ajuste de este mecanismo debe enviar documentación “veraz” dejando al órgano de control interno de la C.A. la valoración del plan, la aportación de la información, y la consecución de objetivos, lo que no deja de ser harto infantil. En caso de que el Mº de Hacienda y AA.PP detecte incumplimiento  de las medidas del plan podrá enviar a la Intervención General del Estado las actuaciones necesarias para llevar a cabo una misión de control. El Fondo se dota con 18.000 millones de euros mediante un crédito extraordinario financiado con Deuda Pública.

Por lo tanto nada nuevo, más dinero para las CC.AA, más deuda pública, contracción de la actividad económica al incrementar IRPF e IVA, azote a los empleados públicos y como decía Maria Antonieta despilfarradora del dinero público en frivolidades, acusada de haber dilapidado sumas inmensas a favor de sus favoritos, guillotinada el 16 de Octubre de 1793, increpada esposa de Luis XVI por su afán de lucro, llamada  despectivamente “la austriaca”, “Madame Veto” o “Madame déficit”, en respuesta a la gente del pueblo, cuando a falta de trigo para elaborar pan fue a Versalles a encararse con ella  contestó : “Si no tienen pan que coman pasteles”.

 

José Manuel Adán Carmona

Economista e Inspector de Finanzas del Estado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.