Si la sequía no remite, habrá restricciones

El Cabildo de Tenerife anuncia la restricción del consumo de agua como solución provisional.

Los embalses de la isla se encuentran al 25 por ciento de su capacidad y la situación no mejora. La “preocupante” sequía que afecta al conjunto del territorio nacional está obligando a las comunidades autónomas a plantearse medidas restrictivas en el consumo de agua. Así lo ha anunciado también el Cabildo de Tenerife, a través de la portavoz de Coalición Canaria –CC- Cristina Valido, que ha insistido en que el control del consumo es necesario para “mantener al máximo las reservas de agua que hay para los próximos meses”.

Desde el Cabildo se han puesto en marcha varios planes para hacer frente a la situación pero ya se ha advertido que, en caso de que no lleguen las lluvias y no se consiga revertir la actual sequía, habrá que tomar medidas más “drásticas”.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.