Sexismo en los Carnavales y las Fiestas de Mayo

Sexismo en los Carnavales

Carnaval de Tenerife

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife mantendrá las galas de estas celebraciones a pesar de las críticas recibidas

La concejal de Fiestas de la Corporación, Gladis de León, no considera que exista sexismo en los Carnavales o en las Fiestas de Mayo de la capital tinerfeña. La polémica que lleva varios días incendiando las redes sociales con todo tipo de comentarios es, en opinión de la concejal, un debate que, lamentablemente, daña la imagen de Santa Cruz de Tenerife y sus fiestas más importantes.

De León insiste en que estas celebraciones “en ningún caso reproducen conductas sexistas o machistas” y considera que el empleo de estos calificativos resulta perjudicial para unas fiestas que representan “el trabajo y la ilusión de las miles de personas –mujeres y hombres- que trabajan en ellas”.

Sí se puede desató el debate sobre el sexismo en el Carnaval y las Fiestas de Mayo

Asun Frías, concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, solicitaba el pasado 4 de octubre la comparecencia de la concejala de Fiestas, Gladis de León, en la Comisión de Control del Ayuntamiento capitalino que tuvo lugar al pasado jueves 10 de mayo. El motivo, que la responsable del área detallara cuáles eran las medidas que el grupo de Gobierno municipal estaba dispuesto a adoptar para contrarrestar el sexismo en el Carnaval y en las Fiestas de Mayo de la capital.

En opinión de Frías y del partido al que representa, los actos sexistas se han convertido en la tónica de muchas celebraciones locales en algunos pueblos y barrios de la capital tinerfeña, algo que contradecía Gladis de León durante su intervención en la Comisión de Control del pasado jueves. “Los concursos de belleza, en los que se reproducen y refuerzan roles machistas, contrarios a la dignidad y a los derechos de las mujeres y de las niñas” son, tal como apuntaba Frías, un ejemplo del tipo de eventos excluyentes y que no promueven la igualdad.

A juicio de Sí se puede, las instituciones públicas tienen la responsabilidad de promover la ruptura de los moldes tradicionales impuestos por el patriarcado, también en el ámbito festivo. Igualmente, deben contribuir a la construcción de una cultura de la igualdad entre todas las personas, independientemente de su identidad de género o de su orientación sexual.

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.