El peor servicio sanitario público del estado

servicio sanitario público

El peor servicio sanitario público del estado / Intersindical Canaria

Intersindical Canaria denuncia que las Islas tienen la población más enferma del Estado español

Hoy, 7 de abril de 2018, se celebra el Día Mundial de la Salud. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha elegido el lema ‘Cobertura sanitaria universal para todas las personas, en cualquier lugar’.

Intersindical Canaria en una nota de prensa recuerda que la realidad canaria en relación al servicio sanitario público viene determinada por años de pésima gestión de los recursos y por el “permanente intento de desmantelamiento a favor del negocio privado de la sanidad”.

“A todo esto se suman las oleadas de recortes presupuestarios que, a partir del año 2010, se tradujeron en una sangría de recursos humanos y materiales auspiciados por la supuesta crisis económica”, indican.

Desde el sindicato critican que como resultado Canarias tiene “la población más enferma del conjunto del estado español, principalmente de aquellas patologías consideradas prevenibles con adecuadas políticas de educación sanitaria y que guardan relación con el alto porcentaje (más de un 30% de la población) de pobreza y los hábitos alimenticios a los que pueden acceder, producto todo ello de una situación socioeconómica de bajos salarios, bajas pensiones y altísimos niveles de precariedad laboral y desempleo, con la cesta de la compra de alimentos saludables más costosa”.

El peor servicio sanitario público para la población más enferma

Según los últimos datos, en Canarias existe una prevalencia del 33,9% de Hipercolesterolemia, frente a la media del estado del 23%, siendo la primera comunidad en mortalidad cardiovascular de todo el estado español. La mortalidad por complicaciones de la Diabetes duplica la media estatal, sufriendo la población canaria  por esta enfermedad  el triple de complicaciones (Ceguera, amputaciones, fracaso renal).

El 24,4% de la población canaria padece el síndrome metabólico (es decir obesidad, diabetes e hipertensión) que termina por llevar a la insuficiencia renal y a la necesidad de diálisis y de trasplante renal.

Es este contexto, un pilar fundamental sería la existencia de un servicio sanitario público potente, equilibrador, bien financiado y fortalecido. “Desgraciadamente, lo que encontramos en un territorio tan fragmentado es falta de equidad en el acceso, falta de camas, el colapso de los servicios de Urgencias y las insufribles Listas de Espera quirúrgica”.

Desde Intersindical Canaria abogan por la salud como derecho fundamental y por la obligación de los gobiernos, en este caso el gobierno Canario, de abandonar la asistencia sanitaria como su escaparate de hacer campaña.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.