El Ayuntamiento de la capital grancanaria opta por la seguridad privada

seguridad privada

Imagen de archivo de la Coordinación de Servicios de Emergencia

Ciudadanos pide el cese de Galván después de conocer que se contrató a una empresa externa para cumplir con el plan de seguridad de los fuegos de San Lorenzo

El pasado fin de semana se presentaba polémico en la capital grancanaria. Las tensiones existentes entre el Ayuntamiento capitalino y los bomberos, que denunciaban la falta del personal necesario para hacer frente al plan de seguridad de la noche de San Lorenzo, han acabado de una manera totalmente ‘irresponsable’ en opinión de Ciudadanos. Al parecer, el Ayuntamiento capitalino habría contratado los servicios de una empresa de seguridad privada para afrontar esta situación, si bien en su momento declaró que, con el personal previsto para el evento, estas necesidades de protección ya estaban cubiertas. En señal de protesta por la situación que atraviesan, ningún bombero se presentó de manera voluntaria para cubrir las plazas que hacían falta para el evento, motivo por el que el Consistorio optó por la alternativa de contratar a personal de una empresa externa.

La contratación de empleados de seguridad privada pone de manifiesto el ‘descontrol’ y la ‘improvisación’ con la que trabaja el Consistorio de Las Palmas de Gran Canaria

En opinión de la formación naranja, lo sucedido durante la celebración de los fuegos de San Lorenzo es motivo más que suficiente para que la concejal de seguridad, Encarna Galván, abandone su puesto. Ésta había confirmado días antes del evento que el Ayuntamiento tenía cubierto el plan de seguridad previsto con el número de agentes de bomberos y Policía Local que ya se había fijado. Un número que, por otro lado, los agentes de ambos cuerpos habían calificado de ‘insuficiente’.

Galván, que ni siquiera acudió personalmente a la reunión prevista con los bomberos la semana pasada, ha preferido no negociar con estos la necesidad de replantear la situación de estos trabajadores y de reforzar en número de unidades disponibles. En lugar de esto, ha optado por la contratación de personal de seguridad privada en tanto que con el número de funcionarios municipales disponibles no era posible controlar el evento.

“Es intolerable que una representante pública no sea capaz de dialogar y negociar para buscar una solución a un problema creado además por los incumplimientos en los pagos de las horas extras por parte de la institución”, insiste la portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de la capital grancanaria, Beatriz Correas. Asimismo, la formación naranja solicita a alcalde de la ciudad, Augusto Hifdalgo (PSOE), que “cese a la concejal por su incapacidad manifiesta a la hora de gestionar”, refiriéndose al conflicto con los bomberos en general y a las contrataciones de personal de seguridad privada en concreto.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.