Canarias lucha contra el fraude en el sector vitivinícola

sector vitivinícola

Agricultor en la viña

La Consejería de Agricultura ha abierto nueve expedientes sancionadores en lo que va de año

Los expedientes abiertos se corresponden a infracciones registradas en 2016 y son fruto de la lucha antifraude en el sector vitivinícola con la que el Gobierno de Canarias quiere poner de manifiesto que las irregularidades cometidas no tienen mayo relevancia.

Desde la Consejería de Agricultura, responsable de supervisar el cumplimiento de la normativa vigente y sancionar a los productores que no se acojan a ella, se ha hecho hincapié en que de estos nueve expedientes sólo uno está relacionado con un caso de importación de uva para la producción fraudulenta de vino en el archipiélago.

Los controles del sector vitivinícola en Canarias se han reforzado en los últimos años

Los nueve expedientes sancionadores por infracciones abiertos han sido el producto del trabajo de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias, a través del Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria (ICCA) que a raíz del Consejo de la Viña y el Vino, celebrado el 29 de septiembre de 2016 ha reforzado su vigilancia en la importación de uva.

En este sentido, se recuerda que está permitida la importación de uva siempre que ésta no sea utilizada para la elaboración de vinos con Denominación de Origen Protegida (DOP) ni de los vinos que se sirven en los guachinches.

En 2016 y como consecuencia del incendio de La Palma, aparte de la gestión de ayudas al sector vitivinícola, el Instituto, atendiendo a las peticiones de los profesionales, ha realizado en el marco de dicha estrategia para la lucha contra el fraude, el control de las partidas de uva de vinificación importadas, que abarca importadores, distribuidores y bodegas, para detectar posibles fraudes. Es decir, se ha realizado un análisis de la trazabilidad de la uva desde que entra por los Puestos de Inspección Fronteriza (PIF) hasta su llegada a las bodegas.

Aparte se han realizado controles de distribución en todo el archipiélago, seguimiento de las facturas y de toda la documentación que las acompañaba y un control de la totalidad de las importaciones que se realizaron para detectar posibles fraudes. Todas estas actuaciones de control se seguirán realizando a lo largo de 2017.

 

 

El Ilustrador

– Tenerife vendió el vino de La Mancha como si fuera propio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.