Peligra el mejor sebadal de Tenerife

sebadal de Tenerife

Playa de San Blas

Ben Magec – Ecologistas en Acción presenta alegaciones contra el plan de acondicionamiento de la playa de San Blas

Las miradas de los ecologistas de Tenerife se centran estos días en la playa de San Blas, en el municipio tinerfeño de San Miguel de Abona. El que parece ser el mejor sebadal de Tenerife en opinión de Ben Magec – Ecologistas en Acción se encuentra amenazado por las obras de regeneración y acondicionamiento del paseo de la playa.

El proyecto que se desarrollará en el mismo frente de la playa es, en opinión de la formación ecologista, un atentado contra la seguridad del ZEC Sebadales del Sur y parece responder exclusivamente a las demandas de un hotel de la zona.

Los ecologistas se movilizan por la defensa del mejor sebadal de Tenerife

Tras analizar el proyecto y el impacto medioambiental recogido en el documento “Regeneración y acondicionamiento del paseo y la playa de San Blas, t.m. de San Miguel de Abona (isla de Tenerife)”, recientemente presentado por la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, el grupo ecologista ha decidido presentar alegaciones contra las obras previstas.

  • A tenor de la información disponible se observa que el impacto negativo del proyecto en este sebadal de Tenerife es más que evidente.
  • Machaqueo del callado para la creación de un dique sumergido que prolongue la Punta Natural del Jurado Grande.
  • Aumento de la turbidez del agua como consecuencia de las obras.
  • Deterioro del sebadal y de las especies ligadas a estas praderas submarinas (tortuga verde, delfín mular, tortuga boba…).

Según lo publicado por Ben Magec – Ecologistas en Acción estas obras responden únicamente al interés de un hotel de la zona de habilitar la playa de San Blas para dar servicio a sus clientes. Con la aprobación de este proyecto que supondrá un desembolso de más de tres millones de euros Costas está anteponiendo los intereses privados a los de la ciudadanía tinerfeña y al bienestar medioambiental de la zona. Los ecologistas han calificado esta actuación de “total irregularidad y completa desvergüenza en un momento de gran austeridad y recortes en temas verdaderamente útiles”.

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.