Se limita a 30 años el plazo máximo de una hipoteca

El Gobierno presenta una Ley de Medidas Urgentes para Reforzar la Protección a los Deudores Hipotecarios.

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, anunció ayer en el Congreso de los Diputados una serie de medidas para “mejorar el funcionamiento del mercado hipotecario y proteger a los colectivos en situación de especial vulnerabilidad como consecuencia de la crisis”.

Las reformas se presentarán como enmiendas durante la tramitación parlamentaria del proyecto de ley y, en principio, afectarán a la Ley Hipotecaria, la Ley de Regulación del Mercado Hipotecario, la Ley de Enjuiciamiento Civil, además de medidas adicionales de prudencia financiera y de mejora del Código de Buenas Prácticas que el Gobierno puso en marcha en marzo de 2012.

Ley hipotecaria

Se establece que los intereses de demora que pueden exigir las entidades de crédito se limitarán a tres veces el tipo de interés legal del dinero (ahora en el 4 por ciento). Esta medida se aplicará a partir de la entrada en vigor de la ley.

Se va a reforzar igualmente la independencia de las sociedades de tasación respecto de las entidades de crédito con dos medidas: Obligación de aceptar la tasación homologada aportada por el cliente y reducción del 25 por ciento actual al 10 por ciento del porcentaje que otorga carácter de participación significativa.

En cuanto al procedimiento de venta extrajudicial, la reforma va encaminada a dar rango de ley a la normativa al respecto con el fin de aumentar la seguridad jurídica. Se persigue también agilizar los procedimientos, de forma que la carga de intereses como consecuencia de posibles retrasos en los procesos judiciales se vea aligerada para el deudor. Asimismo, como novedad, se introduce la posibilidad de realizar subastas online.

Por último, se limitará a 30 años el plazo máximo para las hipotecas que puedan ser objeto de titulización; es decir, que solo podrán ser utilizadas como cobertura para las emisiones de cédulas hipotecarias aquellas cuyo plazo máximo de vencimiento sea inferior a 30 años.

Ley de Enjuiciamiento Civil

Cuando se ponga en marcha una ejecución hipotecaria de vivienda habitual, el juez podrá adoptar estas dos decisiones:

  • Condonar el pago de la deuda remanente si el deudor paga el 65 por ciento del total pendiente en el quinto año desde la adjudicación del bien tras el proceso de subasta o el 80 por ciento en el décimo año.
  • En caso de que la entidad que se queda con la casa obtenga una plusvalía con la venta del bien en esos 10 años, podrá exigir que el 50 por ciento de ese incremento reduzca la deuda pendiente.

Se prevén también medidas para mejorar la transparencia en los procesos de subastas. Por ejemplo, rebajar el aval necesario para participar, del 20 por ciento al 5 por ciento del valor de tasación del inmueble. Además, ampliar el plazo de 20 a 40 días para que la persona que se adjudique la casa encuentre financiación.

También, impedir que la tasación que se utiliza para la subasta sea inferior al 75 por ciento del valor de tasación del  inmueble en el momento de la escritura. Por último, se establecerá que hasta que no se hayan producido tres impagos, la entidad de crédito no podrá reclamar las cuotas al deudor.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.