Se encadenan para evitar el traslado de árboles

Los operarios municipales continuaron con la labor de poda a pesar de la oposición vecinal.

Un grupo de vecinos de Tíncer se encadenaba para evitar que varios ejemplares de laurel de Indias fueran trasladados. Tras confirmarse que los árboles no serán talados, se daba a conocer la noticia de que, según un informe técnico, era necesario su traslado para garantizar la seguridad de los transeúntes. Sin embargo, los vecinos aseguran que desde el Ayuntamiento se ha comunicado que sólo se trata de una poda, “cuando es una tala en toda regla”. Los vecinos han protestado contra esta acción a pesar de que desde el área de Vías y Obras se informa de que de estos árboles “cinco, de la variedad laurel de Indias, serán replantados, mientras que otros dos, especímenes de falsos pimentero, serán eliminados por anomalías estructurales y decadencia vegetativa”. Los árboles se encuentran en la carretera de El Bailadero, a la altura de Montaña Morena. Finalmente los vecinos tuvieron que desistir de encadenarse ante la presencia policial y la legalidad de las obras que se están llevando a cabo, pero no dudarán en tomar medidas alternativas.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.