Se cumplen cuatro años de la desaparición de Yeremi

Un equipo exclusivo de nueve agentes de la Guardia Civil está destinado a estudiar el caso.

La tarde del 10 de marzo de 2007 se perdió el rastro de Yeremi Vargas cuando éste jugaba en un solar cerca de la casa de su abuela y de su tía en la isla de Gran Canaria. Desde entonces, la isla se ha volcado en la búsqueda del pequeño, pero aún no se ha logrado obtener ninguna pista determinante acerca del paradero del pequeño. Su madre recibe todas las semanas una llamada del equipo especial destinado a la investigación del caso, pero las novedades son prácticamente nulas desde hace ya cuatro años. La madre del pequeño ha mantenido desde el principio la intuición de que se trata de un rapto y mantiene la esperanza de que su hijo aparezca.

Ocho meses antes de la desaparición de Yeremi, otra menor, fue raptada por un hombre en Vecindario -la misma localidad en la que desapareció Yeremi- y sometida a abusos sexuales antes de que lograra escapar, pero no se ha logrado establecer relación entre ambos casos.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.