Se cumple un año del desastre petrolífero en el Golfo de México

Vertido de petróleo en el Golfo de MéxicoGreenpeace denuncia que BP intentó ocultar información acerca del verdadero impacto ecológico de la catástrofe.

El 20 de abril de 2010 un fallo en una de las plataformas de British Pretroleum frente a las costas del Golfo de México provocaba una serie de explosiones que se saldaban con la vida de once personas y el vertido al mar de casi cinco millones de barriles de petróleo a lo largo de tres meses. Pero las causas y las consecuencias de la peor catástrofe ecológica de la zona aún no han sido esclarecidas. A pesar de que las playas y el mar están totalmente limpios, al menos a simple vista, Greenpeace ha hecho público un informe en el que se desvela que tanto el Gobierno estadounidense como BP han ocultado información al respecto para no referirse a las consecuencias ecológicas reales. Según este informe, que se basa en miles de documentos internos obtenidos gracias a las solicitudes de información ambiental relativas al vertido, el 80 por ciento del crudo aún no ha sido recuperado -podría estar en el fondo marino-, ni se han confirmado los niveles de contaminación -a pesar de que la mayor parte de la costa está abierta a la pesca- y ni siquiera las cifras de vertido anunciadas por BP se corresponden con la realidad.

La organización ecologista ha aprovechado el aniversario de la catástrofe para solicitar al Gobierno español “que aprenda de la experiencia del vertido de BP” y abandone los planes de exploración para el desarrollo de perforaciones petrolíferas en aguas profundas del Mediterráneo.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.