Se corta el pene para no ser extraditado a su país

Un preso de Kazajistán se amputó el pene en el aeropuerto de Barajas para evitar que lo llevaran a su país de origen.

Cumplía condena de seis años y y cinco meses en la cárcel de Valdemoro por varios delitos relacionados con la violencia de género y estaba a punto de ser extraditado a Kazajistán, su país de origen. Sin embargo, en el propio aeropuerto de Madrid, el preso decidió realizarse un corte en el pene que afectó al 75 por ciento de la circunferencia del mismo, por lo que inmediatamente tuvo que ser conducido a un centro hospitalario donde permanece en estado grave y custodiado por la Policía tras haber sido sometido a una delicada operación de urgencia.

 

 

 

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.