Canarias se prepara ante la posible llegada de microalgas

microalgas en las costas canarias

Microalgas en las costas canarias

Sanidad recomienda a los ayuntamientos que instalen carteles o indicaciones de aviso a los usuarios que incluyan las recomendaciones básicas

La Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias ha remitido esta semana una circular a ayuntamientos y cabildos insulares recordando las medidas que deben ser adoptadas en el caso de que se lleguen a producir proliferaciones masivas de los organismos comúnmente conocidos como microalgas.

De esta manera se espera que las corporaciones locales, que gestionan las zonas de baño, estén adecuadamente informadas sobre la naturaleza de estos eventos, sobre el modo en que se puede identificar su presencia a simple vista, y sobre las medidas de protección de la salud que se deben adoptar.

Algunas especies de microalgas pueden ser tóxicas

En la información remitida a cabildos y ayuntamientos, Salud Pública recuerda que, aunque la mayoría de las microalgas son inocuas, algunas especies -aunque no todas las cepas de una misma especie- pueden producir toxinas con distintos efectos para la salud, ya sea a través del contacto dérmico, de la ingesta del agua o de la inhalación de aerosoles provocados por el oleaje.

La Viceconsejería de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias efectúa el estudio, identificación y seguimiento continuo de cada uno de los fenómenos ambientales que se producen en nuestro entorno, comunicando a la Dirección General de Salud Pública aquellos casos en los que es previsible la llegada de manchas de microalgas a las zonas de baño.

No obstante, no es posible predecir con absoluta precisión qué playas pueden verse afectadas por este fenómeno natural ni por cuánto tiempo.

Recomendaciones y medidas de protección

Con carácter general y siguiendo las pautas de la Organización Mundial de la Salud -OMS-, ante la detección de microalgas que afecte a una playa, la Dirección General de Salud Pública recomienda en las zonas afectadas:

  • Abstenerse del baño y evitar el contacto con el material depositado en la arena en las áreas con concentraciones visibles de algas o espumas.
  • Evitar situarse a favor del viento para reducir la posible inhalación de aerosoles en la orilla.
  • Para la práctica de deportes náuticos o cualquier otra actividad que suponga la inmersión, se deben vestir prendas de neopreno que impidan el contacto del agua con la piel y cuyas aberturas se ajusten bien para evitar la entrada del agua.
  • Tras el contacto es necesario ducharse o enjuagarse abundantemente para retirar cualquier resto sobre la piel.
  • Lavar y secar la ropa o material que haya entrado en contacto.
  • Si se observa cualquier efecto sobre la salud tras la exposición se debe acudir al médico.

Se recomienda a los ayuntamientos que, en el caso de que se detecte la presencia de estas floraciones masivas en las zonas de baño, instalen carteles o indicaciones de aviso a los usuarios que incluyan la relación de consejos.

Además, es importante que tanto el personal de salvamento y socorrismo, como la policía local de servicio en las playas, dispongan de esta información y puedan trasladarla a los bañistas para conseguir su colaboración, evitando el baño en la parte de la playa afectada.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.