Sanidad envió enfermeras de Lanzarote y Fuerteventura al hospital de la Candelaria

hospital de la Candelaria

Hospital de la Candelaria / Gobierno de Canarias

Esta semana se ha incremento la presión asistencial en la UCI a causa del coronavirus

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias ha activado un sistema de colaboración entre diferentes gerencias hospitalarias mediante el cual enfermeras de las unidades de UCI de los hospitales Molina Orosa, de Lanzarote, y del de Fuerteventura se han trasladado a Tenerife para reforzar la asistencia de pacientes críticos en el Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria.

Según la Consejería, diez enfermeras, ocho de Lanzarote y dos de Fuerteventura, se desplazaron desde el sábado pasado a Tenerife para colaborar con los equipos sanitarios del hospital de la Candelaria ante el incremento de la presión asistencial vinculado a la COVID-19 que se ha producido en la Isla en los últimos días. «A día de hoy quedan tres que continúan colaborando en el centro hospitalario, una de Lanzarote y las dos de Fuerteventura», explican.

Desde la Consejería de Sanidad y el Servicio Canario de la Salud «reconocen y agradecen el esfuerzo de todos los equipos asistenciales de Tenerife y Gran Canaria especialmente en estos momentos de incremento de la presión asistencial por la COVID-19 y, en concreto, a los del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria que es el que tiene mayor ocupación de pacientes por la COVID-19, así como a los del resto de las gerencias de todas las islas por su labor en estos momentos y especialmente a las enfermeras de ambas islas por su buena disposición para apoyar al resto de equipos».

Asimismo, la Enfermería de Gran Canaria se ha mantenido expectante por si fuera necesario activar sus recursos. También han contado con el refuerzo de Enfermería de Atención Primaria con experiencia en cuidados críticos que han realizado guardias en estos días, con el objetivo de refozar a los profesionales de la Candelaria y mantener la calidad asistencial habitual.

UCI de Hospital de la Candelaria

El Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria atiende en estos momentos a un total de 34 pacientes en UCI, con una edad media de los pacientes de 46 años. Cerca del 70 por ciento de los pacientes tiene menos de 49 años y excepto tres pacientes el resto no se ha vacunado. De los tres vacunados, dos no llegaron a estar inmunizados, ya que se contagiaron de COVID-19 antes de que la segunda dosis permitiera la inmunización.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.