Sanidad cobró incentivos por productividad no autorizados por el Gobierno

Se gastaron más de 600.000 euros en cuatro meses, antes de que se publicaran en el BOC las medidas extraordinarias para reducir el gasto de la Comunidad Autónoma.

Antes de que los incentivos por productividad variable fueran anulados como parte de las medidas extraordinarias para reducir el gasto público, Sanidad gastó 662.000 euros en pluses de productividad nunca fueron remitidos al Consejo de Gobierno para su aprobación definitiva. La distribución de este dinero fue directamente autorizada por la consejera de Sanidad, Mercedes Roldós, y puesta en marcha a través de la secretaria general del Servicio Canario de Salud, Lourdes Quesada. Los pluses de productividad fueron distribuidos en pequeñas cuantías -de 800 a 1.500 euros- sien do el servicio de Salud Laboral el principal receptor de estos incentivos, entre los meses de agosto y diciembre de 2010.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.