San Benito vuelve a vestirse de romería

El calor de la jornada del domingo no mermó los ánimos de los romeros que salieron por las calles de San Benito a celebrar su fiesta grande.

Centenares de laguneros y visitantes lucieron a pie y desde sus carrozas el traje típico de la tradicional romería de San Benito, que se celebró ayer en una jornada de intenso calor. Los 36 grados de temperatura que se mantuvieron durante prácticamente toda la jornada no impidieron que miles de romeros se concentraran en las calles de la zona desde antes del mediodía. Y es que cuando aún no había finalizado la misa en la iglesia de San Benito, los alrededores ya comenzaban a convertirse en un hervidero de romeros ataviados con trajes tradicionales que hacían intuir que no se trataba de una mañana de domingo habitual.

Como nota distintiva de esta romería habría que destacar el intenso sol que obligó a los romeros a resguardarse en las escasas zonas de sombra durante el transcurso de la misma, y el protagonismo que empezó a cobrar la final del Mundial de fútbol cuando caía la tarde.

 

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.