Salvador Morales fue autor de la muerte de Isabel Canino

El jurado popular, por unanimidad, declara al acusado culpable del asesinato de la joven que fue hallada en una fosa séptica 72 días después de su desaparición.

 

Aún se desconoce la pena que se le impondrá a Salvador Morales como autor del asesinato con las agravantes de parentesco -mantuvo una relación con la víctima durante 17 años “y hasta el día de su muerte”- y alevosía -por el encubrimiento del delito arrojando el cadáver en la fosa séptica de su domicilio. La Fiscalía ha reiterado su petición de una pena de 20 años de cárcel y una indemnización de 250.000 euros para la familia de la víctima, así como la prohibición de acercase a esta en un radio inferior a 500 metros o a comunicarse con ellos a través de cualquier medio e incluso a través de terceras personas. Será el magistrado el que determine ahora la pena que deberá cumplir Morales en base a lo dictaminado por el jurado popular que aseguró que ha quedado demostrado el hecho de que, tras desayunar con la víctima, el acusado se había encontrado con ella en su domicilio, la había atado y la había asfixiado con una brida alrededor del cuello para luego deshacerse de su cadáver arrojándolo a la fosa séptica, donde la Policía la encontraría 72 días después “en un estado muy desagradable”. El jurado ha descartado además la posibilidad de que hubiera una segunda persona implicada en el asesinato de Isabel Canino a tenor del carácter “extremadamente celoso” de Morales, “que no permitía que Isabel se quedara a solas con otro hombre”.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *